TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

MADRID. Crónica de Barquerito: "Cosas buenas de Adrien Salenc"

Correo Imprimir PDF

En la primera del Certamen Internacional, el novillero nimeño confirma sus progresos, su capacidad y su buen sentido, y se perfila como candidato a la final del 12 de agosto

Madrid, 16 jul. (COLPISA, Barquerito)

Sábado, 15 de julio de 2017. Madrid. 48ª de la temporada. Nocturna. 1ª del Certamen Internacional de Novilleros. Muy caluroso. 4.000 almas. Dos horas y veinte minutos de función. Cinco novillos de “Toros de Pablo Mayoral” (Mercedes, Mara y Ana Mayoral) y uno de Mercedes Figueroa -5º- que completó corrida. Jesús Moreno, “Lagartijo”, silencio tras aviso y silencio tras dos avisos. Tibaut Moreau “Tibó García”, silencio tras aviso y silencio tras dos avisos. Adrien Salenc, ovación y palmas tras un aviso. Lagartijo, de Córdoba, y Tibó García, de Tarascón (Francia), nuevos en Madrid.

LA PRIMERA NOVILLADA de una nueva edición del Certamen Internacional. Doce aspirantes, cuatro pruebas en cuatro nocturnas en sábados consecutivos hasta el 5 de agosto. Y el 12 de agosto, una final con tres candidatos. Dos novilleros franceses en este primer examen: un Tibó García, de Tarascón, debutante en Madrid, y un ya conocido Adrien Salenc, de Nimes, formado en la Escuela de Arganda que patrocina la Fundación El Juli. Y un cordobés  de veinticinco abriles que se reclama de dos de las grandes dinastías cordobesas, los califales lagartijos y los Zuritos, y se anuncia Lagartijo pero no lo parece.

Una novillada de cinco santacolomas cárdenos de las hermanas Mayoral y un quinto de corrida del hierro de Mercedes Figueroa, la madre de las Mayoral, de rara pinta berrenda en castaño. Duro de manos, tardo, mirón y probón, ese quinto, severamente castigado en cuatro puyazos, fue uno de los dos huesos de taba de la corrida. El sexto de las Mayoral, con cuajo de toro, duro de manos también, agresivo, fue el más serio y complicado de los seis.

Con él pasó el examen Salenc. Sin redondear con la espada: un metisaca, una estocada caída, unos cuantos descabellos porque no se descubría el novillo-toro, un aviso también. Pero antes del aviso se vio lo bueno: sentido del toreo y, por tanto, del temple; calma, asiento, lógica, seriedad. El novillo de Figueroa puso a prueba los nervios de Tibó, y solo eso pasó. Este otro sexto no solo el corazón de Salenc, firme en los momentos en que se libró de verdad la pelea, sino también la cabeza. Buena elección de terrenos, salvo a la hora de cuadrar en la suerte contraria sin mayor razón, y, sobre todas las cosas, una notable estrategia: faena ordenada, bien pensada y mejor resuelta. Dos tandas naturales meritorias por el trazo y el encaje. Poderoso Adrien por el pitón difícil, que fue el derecho. Hubo que ponerse y exponer, y eso hizo sin dudar ni esconderse Salenc.

Hace casi un año, en Bayona y en Zaragoza, resolvió francamente bien con novillos encastados de Los Maños, de procedencia Mayoral precisamente. Entonces mató con rigor y acierto. Con el mismo acierto con que despenó al tercero de esta otra baza de una estocada por el hoyo de las agujas. Ese tercero, cárdeno claro, un cromo precioso, el más bonito de la corrida, cobró un volatín de salida, salió derribado de la primera vara, se derrumbó antes de banderillas, claudicó en la muleta y, sin embargo, lo sostuvo Salenc con notable pulso. Se llaman técnicas las faenas de precisión, como esa. Técnicas en el mejor sentido de la palabra.

El novillo regalo fue el primero de los seis. Lagartijo se perdió en preparativos muy morosos. Algún apunte suelto, de torero calígrafo. Un despilfarro. El cuarto, santacoloma mutante, suelto y sin fijeza en los dos primeros tercios, fue en la muleta bondadoso. Se animó Lagartijo más que antes, pero sonaron dos avisos. No tuvo fortuna en el sorteo Tibó, pues el segundo mayoral calamocheó con genio en varas y se vino abajo sin remedio en la muleta. Calmoso el torero de Tarascón, que no ha aprendido todavía a matar. Debut precipitado en Madrid porque es torero valeroso.

Postdata para los íntimos.- En Madrid el calor huele. Se desprende un humo invisible del asfalto, las calles del centro están muy sucias. Me niego a censurar la política municipal. La falta de civismo no tiene límites. Se tira al suelo de todo, se abandonan bolsas repletas de desperdicios y mal cerradas en aceras y zonas peatonales, los perros han rescatado la fórmula barroca del "¡Agua va...!", el hedor de los orines en los zócalos de las viviendas hace irrespirable el ambiente. No hay política razonable sobre el uso de bicicletas fuera de los carriles-bici, que no llegan ni al 1 por ciento de las calzadas del centro.
Los grupos de despedidas de solteros y solteras se han vandalizado tanto que en no pocos garitos de la Cava y alrededores se les prohíbe la entrada, los vehículos segway tienen tomadas en exclusiva zonas como la plaza del Conde de Miranda, San Miguel y su maldito mercado, la calle de Santiago, que fue un remanso hasta hace no tanto, la plaza de la Ópera. Los monopatines invaden la plaza de Oriente. Las terrazas no están ni acotadas ni aforadas. Los buses leyland de dos pisos y visita guiada son tan invasivos como las caravanas de turistas de a pie con cicerones teatrales que hacen de cuentacuentos.
Un camarero de un garito italiano de Puerta Cerrada que frecuento sufrió la semana pasada un gravísimo accidente. Bajaba en bicicleta por la calle de Segovia y resultó arrollado por un turismo de alquiler. Está hospitalizado e inmovilizado. Ha corrido el riesgo de perder una pierna. Las plataformas de alquileres tipo airbnb y sus pares van copando los barrios del centro -todos, todos- en un proceso acelerado y creo que sin retorno de gentrificación masiva y particularmente ruidosa.
Y, sin embargo, te gusta esta ciudad. Amores ciegos. Cortada la lìnea 5 del Metro. La gente grita en los vagones. No es el miedo a morir, sino todo lo contrario. Dentro de setenta días habrá terminado el verano y empezarán a palidecer las hojas de las acacias. Poquito a poco. Ayer vi una terrible pelea de mendigos borrachos a la puerta de un supermercado.Se rompió un frasco de garbanzos cocidos. Estaban las huellas todavía esta mañana. Garbanzos pisoteados. Chelo me ha contado que expone unas cuantas pinturas en la Ribera. Iré. En la Caixa se exponen tesoros griegos del Museo Británico. Los lunes cierran todos los museos menos uno. El viernes, en la Plaza Mayor,la retransmisión de Il Trovatore, el montaje del Liceo inspirado en iconografía goyesca. He leído una entrevista con el director de escena. Acaba de descubrir los Disparates. Otro disparate. .
Última actualización en Lunes, 17 de Julio de 2017 17:09