TOROSDOS

Se torea como se és. Juan Belmonte

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente

BILBAO. Apartado: "25 años y 1 día"

Correo Imprimir PDF

Pablo Hermoso y Enrique Ponce. Toros de  Victorino Martín, Carmen Lorenzo, Alcurrucén y Juan Pedro Domecq.

Por Barquerito

Ayer cumplió Pablo Hermoso veinticinco años de alternativa. La celebración, en Tafalla, donde la alternativa de 1988. ¿Fiesta en la intimidad? Torearon con Pablo cinco rejoneadores más. Entre ellos, uno de sus maestros, Joao Moura. Hoy se alcanza la cifra sonora de los veinticinco años y un día. En Bilbao y sin compañía de caballeros. Los terminados en cinco o cero son números redondos. No en los toros, sí en el toreo. En una conversación reciente con David Jaramillo, Pablo hizo un recorrido de su trayectoria y enumeró las seis plazas decisivas y predilectas de su carrera: Sevilla, Madrid, Lisboa, la México, Bogotá y Pamplona. Cada una con su matiz. Eligió caballos favoritos: Cagancho, Labrit, Roncal, Chenel, Fusilero, Ícaro y Pirata. Sus modelos: Vidrié, Moura, Salgueiro. Las influencias: la escuela portuguesa, su fuente y su referencia, y el mundo del toreo a caballo en México. De México, “la puesta en escena”. Pablo da nombre a una revolución técnica, estética y estilística. La imposición del toro cuatreño, la formalización de las alternativas, el concepto de ligazón en el toreo a caballo. Etcétera. Y una revolución mercantil: las corridas en terna o en mano a mano de solo dos rejoneadores, la supresión del toreo por colleras. Y la pretensión tan discutible de no alternar con colegas sino con matadores de toros, que es lo que pasa esta tarde en una de las tres fiestas taurinas mayores de la semana.

Pablo Hermoso y Enrique Ponce. Veinticuatro años y pico de la alternativa de Ponce, que ha dicho sentirse honrado con la invitación a los fastos. Toros de cinco hierros. Tres, desmochados. Tres, en puntas. Doblete inesperado de Victorino, que va a acabar lidiando esta semana ocho toros en Bilbao. ¿Apuestas? A caballo, el toro de Bohórquez. A pie, el de Alcurrucén. Habrá gente y puede que exceso de ceremonias y empalagos.